Denuncian que Karilyn Bonilla pone en riesgo seguridad de policías municipales

0
2479

La Legisladora Municipal del Partido Independentista Puertorriqueños (PIP), Litzy Alvarado Antonetty, denunció que la administración de la alcaldesa Karilyn Bonilla Colón, pone en riesgo la seguridad de la Policía Municipal, al incumplir con el adiestramiento anual establecido por ley que debe tomar todo agente del orden público que esté armado.

La Ley Núm. 404 del 11 de septiembre de 2000, según enmendada, conocida como la “Ley de Armas de Puerto Rico”, obliga a todo agente del orden público, a quien por razón de sus funciones se le asigne un arma, a ser adiestrado y certificado anualmente.

 “La información que nos brindan los agentes es que estos llevan cerca de tres años, desde el 10 de noviembre del 2015, sin ir a un polígono de tiro, donde deben certificarse en el uso, manejo y medidas de seguridad de armas de fuego. Según lo que investigamos, la negligencia y falta de cumplimiento de la administración municipal se debe a que no habían asignado fondos para proveer las balas para las prácticas de tiro de los agentes”, explicó Alvarado Antonetty.

La Ley Núm. 19 del 12 de mayo de 1977, según enmendada, conocida como la “Ley de la Policía Municipal”, determina que es responsabilidad del Municipio cubrir todos los gastos relacionados con el adiestramiento inicial, y subsiguientes para capacitar los miembros de la Policía Municipal que ingresen en dicho Cuerpo.

La Legisladora Municipal cuestionó las prioridades de la alcaldesa, Karilyn Bonilla Colón, ya que en el pasado presupuesto se aumentó $35,000.00 en sólo dos fiestas municipales, pero no hay dinero para la seguridad de la Policía Municipal.

“En el municipio hay dinero en este nuevo año fiscal para otros asuntos, como son el Mojo Culinary Fest, al que la alcaldesa le aumentó $20,000.00, y las Fiestas Patronales, que se le añadieron otros $15,000.00. Pero para los adiestramientos de la Policía Municipal no hay dinero. Me pregunto cuáles son las prioridades de la administración municipal”, comentó Alvarado.

Según la Ley 404, los agentes municipales han estado expuestos a ser desarmados, multados, revocado su permiso de portación e incluso a no poder seguir en funciones que requieran el uso y/o portación de armas.

“Gestiones que realicé a través de la Legislatura Municipal, y ante el hecho de que este asunto comenzó a discutirse públicamente, nos informaron que ya las balas para el entrenamiento están en proceso de ser compradas y que en los próximos meses van a firmar el contrato para enviar a los policías municipales a tomar el adiestramiento.  Esto luego de años de exponer la seguridad de los agentes y de las comunidades”, manifestó Alvarado Antonetty.

La líder del PIP añadió que, para colmo, a los policías municipales se les deben pagos de horas extras trabajadas en los meses posteriores al paso del huracán María.

“A los policías municipales no les han pagado las horas extra de trabajo por motivo del huracán María, correspondientes a los meses de octubre, noviembre y hasta el 15 de diciembre 2017.  Supuestamente ese dinero lo adeuda FEMA y esta agencia federal lleva once (11) meses sin desembolsar esos fondos.  Al parecer para ellos tampoco la policía municipal es prioridad. Los policías municipales dieron la milla extra hasta meses después de la emergencia del huracán, y ahora todavía no cumplen con ellos. Hago un llamado a la alcaldesa para que resuelva permanentemente este asunto de los adiestramientos y que exija a FEMA el pago adeudado a nuestros hermanos y hermanas policías”, exclamó Litzy Alvarado Antonetty.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí